You are here

Home » Action Alerts » Turkey: No a la prohibicion del aborto

Turkey: No a la prohibicion del aborto

June 2, 2012

NUESTRA RESPUESTA ES UN ROTUNDO NO A LAS POLÍTICAS DEL PRIMER MINISTRO Y DEL GOBIERNO DE TURQUÍA QUE ATENTAN CONTRA LA IGUALDAD DE GÉNERO, EL CUERPO, LOS DERECHOS REPRODUCTIVOS Y LA SEXUALIDAD DE LAS MUJERES.

Demandamos que el proceso para prohibir el aborto pare YA!

Prohibir el aborto o limitar la duración y condiciones bajo las cuales esta permitido;

  • Viola los derechos humanos de las mujeres a la salud y a la vida!
  • Viola los derechos humanos de las mujeres a decidir sobre su propia salud y derechos sexuales y reproductivos!
  • Constituye otra manifestación de la política conservadora que no ve a las mujeres como individuos iguales al hombre.

Las declaraciones del Primer Ministro Ergodan la última semana de mayo del 2012 revelan que planes para prohibir el aborto andan dando vueltas desde hace tiempo. La experiencia global indica que este atentado letal, que no tiene respaldo científico, no reducirá las tasas de aborto; sino que llevará a más abortos peligrosos y un aumento de la mortalidad materna. EL ABORTO NO ES UN ASESINATO, PERO PROHIBIRLO SÍ LO ES!

LA ELECCIÓN LIBRE DE UN ABORTO SEGURO ES EL DERECHO A LA VIDA DE CADA MUJER; NO PUEDE SER LIMITADO, NO PUEDE SER PROHIBIDO!

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cientos de decenas de mujeres en todo el mundo mueren cada año como consecuencia de abortos peligrosos. En Turquía, el establecimiento de la base legal para que las mujeres puedan terminar con embarazos no deseados ha contribuido al descenso de la mortalidad materna, que cayó de 250 a 28 por cada 100.000 nacimientos vivos desde los 1970s a mediados de los 2000s. No hay datos que indiquen que el número de abortos esté aumentando en Turquía; por el contrario, mientras 18 de cada 100 embarazos terminaban en aborto en 1993, este ratio cayó a 10 por ciento en 2008. En una era donde 26 países han dado pasos para remover obstáculos que limitan el acceso al aborto entre 1994 y 2011, esfuerzos para prohibir o limitarlo en Turquía son inaceptables. Limitar el acceso a servicios de aborto seguros y hacerlos solo disponible por razones médicas o en caso de violaciones lleva a marginalizar los derechos sexuales y sobre su cuerpo de las mujeres, y limita el ejercicio de este derecho a circunstancias de necesidad.

Objetamos arriesgar los derechos a salud y a la vida de las mujeres a través de la limitación o prohibición del aborto en lugar de promover métodos anticonceptivos gratis, fácilmente accesible y de alta calidad. El aborto no es solamente la libertad de elegir, sino un derecho social vital. El derecho al aborto, gratis, accesible, seguro y legal, es también un derecho a la vida. Forzar a las mujeres a tomar riesgos que ponen en peligro su vida no es muy diferente al asesinato.

EL DERECHO AL ABORTO SEGURO ES UNA PARTE INDIVISIBLE DE LOS DERECHOS DE LA MUJER A TOMAR DECISIONES SOBRE SU CUERPO Y SUS DERECHOS REPORDUCTIVOS.

El derecho de la mujer a la salud sexual y reproductiva incluye tener control sobre su propio cuerpo y acceso al aborto seguro; la limitación de este derecho es una violación abierta a los derechos humanos y los derechos de las mujeres. De acuerdo con la legislación doméstica y los convenios internacionales suscritos, Turquía tiene la obligación de proveer servicios de salud sexual y reproductiva adecuados, completos y accesibles. En Turquía, se han vuelto normales los casamientos de niños, casamientos forzados, asesinato de mujeres, violaciones, y mecanismos de represión morales. La responsabilidad del control de la natalidad recae principalmente sobre la mujer. Sin embargo, en un país donde los anticonceptivos no están fácilmente disponibles, el método de la interrupción del coito es la forma más común de control de la natalidad, las tasas de empleo femeninas siguen bajando y la pobreza femenina sigue subiendo, restringir o prohibir el derecho de la mujer a la terminación del embarazo es un acto descarado de discriminación que expondrá a las mujeres a abortos peligrosos.

RECHAZAMOS EL ATAQUE A LOS DERECHOS HUMANOS A TRAVÉS DEL DISCURSO Y LA PRÁCTICA MILITARISTA Y DISCRIMINATORIA!

Al decir “Cada aborto es un Uludere,” PM Ergodan iguala el derecho de las mujeres de decidir sobre su cuerpo con el asesinato de personas en un bombardeo. Esta es una declaración discriminatoria y militarista que cuestiona los derechos humanos de los kurdos y de las mujeres, cuando la principal responsabilidad de todo estado debería ser garantizar que sus ciudadanos tengan una vida decente, y garantizar los mismos derechos y libertados para todos.

De acuerdo con el Artículo 16.1.e de la Convención sobre la Eliminación de Toda Forma de Discriminación contra las mujeres-que Turquía suscribió-las mujeres tienen el derechos a “decidir libre y responsablemente la cantidad y el espaciamiento de sus hijos.” La iniciativa del actual gobierno para prohibir el aborto es otra manifestación de la corriente mentalidad misógina que ignora los derechos de las mujeres a tomar decisiones sobre asuntos que involucran su propio cuerpo, ve a la continuación de la especie como la principal razón de ser de las mujeres, y construye políticas de población basadas en el cuerpo de la mujer.

La decisión de prohibir el aborto constituirá una violación abierta del derecho a la vida de millones de mujeres, y el derecho a la vida digna para hombres, mujeres y niños.

Nosotros, las organizaciones abajo firmantes, demandamos que el proceso iniciado para prohibir el aborto y las políticas del Primer Ministro y el Gobiernos de Turquía que atentan contra el cuerpo de las mujeres termine INMEDIATAMENTE!


 

SIGN THE PETITION HERE:

 

Region: